Publicado 08/07/2011
A la pena de siete años, un mes y diez días de prisión fue condenado el sacerdote Jairo Alzate Cardona, tras haber aceptado ser el responsable del delito de acceso carnal abusivo con menor agravado.

De acuerdo con la investigación desarrollada por la Fiscalía Quinta Seccional, los abusos del menor de 10 años se presentaron varias veces en el primer semestre del año 2008, en una institución educativa de Pereira donde el hoy asegurado se desempeñaba como profesor. En repetidas ocasiones el menor, de 10 años, llegaba a su casa a lavarse la boca y su madre al notarle que sentía fastidio y permanecía desesperado, habló con él hasta que lo convenció de que le contara qué era lo que le sucedía.
Según la Fiscalía encargada del caso, el menor le manifestó que el religioso lo castigaba, lo obligaba a quedarse en la hora del descanso en el salón estudiando las tablas de multiplicar, presuntamente al tenerlo encerrado lo besaba en la boca y el cuello, y luego lo obligaba a que le practicara sexo oral.
—————————————————-
Texto copiado de http://www.rcnradio.com – Conozca el original en
Un pederasta que castigaba a su alumno obligándolo a quedarse durante el descanso en el salón de clases, para abusar sexualmente de él, fue condenado a más de 7 años de cárcel. Se trata del sacerdote Jairo Alzate Cardona, quien se desempeñaba como docente en un colegio de Pereira.
La juez segunda penal del circuito con función de conocimiento, precisó que tras avalar un preacuerdo entre la Fiscalía y el procesado, se determinó la condena de 7 años, 1 mes y 10 días de prisión, por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, registrado en el 2008.
En contra del hoy condenado se adelantan otras dos investigaciones, la primera, por otro hecho similar contra un menor de 9 años en el 2002, caso en el cual el sacerdote se acogió a sentencia anticipada; y la segunda, por hechos ocurridos el 9 de agosto de 2008, cuando al parecer abusó sexualmente de otro niño de 11 años.
El procesado, quien había sido aprehendido el 26 de mayo de 2011, está privado de la libertad en la Cárcel de Varones La 40 de Pereira.