Y viendo los comentarios en las noticias, no me cabe duda de la ignorancia y prepotencia de “los defensores a ultransa” del imputado, le dan más credibilidad, insultan y subestiman a una pequeña inocente de cuatro años; estos estudiantes (activos y egresados) que están atacando, carecen de conocimientos en el tema, desconocen “el perfil del perfecto pederasta“, meten sus manos al fuego por una persona que ha sido “intachable”, acaso son adivinos del pensamiento?
QUE TANTO PESA LA AUTORIDAD RELIGIOSA ESPAÑOLA EN ESTE CASO?
Están manipulando a estudiantes y egresados para que ataquen a quienes quieren que se investigue?
De una vez les digo que no vengan a jodernos la vida o individualizaremos la guerra si quieren.
Los jueces lo dirán, pero por ser donde es…

El Juzgado número 2, que investiga la denuncia de los padres de la menor, ya tomó declaración al trabajador

L. Á. VEGA

Un empleado del Colegio Concertado Amor de Dios, en el barrio ovetense de Pumarín, ha sido detenido por la Policía tras la presentación de una denuncia por supuestos abusos sexuales, de los que habría sido víctima una alumna de 4 años que cursa Educación Infantil en el centro, según indicaron fuentes de la Jefatura Superior de Oviedo. La denuncia, presentada por los padres de la menor a finales de la semana pasada, está siendo investigada ahora por el Juzgado de instrucción número 2 de Oviedo, que se encontraba de guardia cuando los hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades. El detenido, que habría negado tajantemente los hechos denunciados, quedó en libertad tras prestar declaración, según añadieron las mismas fuentes.
La investigación de este delicado asunto acaba de comenzar, lo que obliga a una extrema cautela. Fuentes conocedoras del caso indicaron que el detenido es un empleado del centro en el que cursa estudios la niña de la que supuestamente habría abusado.
Las mismas fuentes manifestaron que habría sido la propia menor, con las limitaciones propias de su edad, la que relató a los padres lo ocurrido. Éstos decidieron poner los hechos en conocimiento de las fuerzas de seguridad, quienes procedieron a la detención del empleado, un hombre que lleva trabajando en el colegio varias décadas y que goza de la absoluta confianza de los responsables del centro.
Lo previsible es que la menor sea sometida a algún tipo de examen a cargo de un psicólogo infantil especializado con el fin de determinar si los hechos denunciados se corresponden con la realidad. Este informe será fundamental para apoyar una posible acusación contra el hombre, que habría negado que cometiese los abusos por los que ha sido denunciado.
Poco más se ha sabido de un asunto que está siendo analizado ahora por el juez y la Fiscalía con el fin de determinar su verdadero alcance. No ha trascendido qué se atribuye exactamente al empleado detenido por la Policía, ni en qué circunstancias se produjeron los supuestos abusos. Hay que tener en cuenta, además, que la denuncia parte del testimonio de una niña de muy corta edad, lo que introduce un elemento de incertidumbre que obliga a una lógica cautela.
Los últimos casos de abusos a menores que han tenido más trascendencia se produjeron en centros de acogida de Oviedo. Un marroquí fue condenado por agredir sexualmente a una joven de 14 años. Más trascendencia tuvo el caso de un voluntario social que abusó de forma continuada de un niño de 9 años. El hombre, que llegó a grabar al niño en uno de sus encuentros sexuales, aceptó una condena de 22 años de cárcel. El niño fue violado por otros cuatro menores tras las agresiones del voluntario.
El delito de abusos sexuales a un menor está penado con penas de uno a dos años de cárcel o multa de dieciocho a veinticuatro meses. En caso de que se produjese acceso carnal, los abusos están castigados con penas de cuatro a diez años de prisión. Las agresiones sexuales a menores de 13 años están castigadas con penas de hasta quince años de prisión. 

Que habrá de cierto?