Ref: Gabriel Jordá Correcher, boylover-abusador sexual de niños España
Para refrescar la memoria del depredador Dexter y los amiguetes de Gallón: Cómplice de nanysex, ethex, dennist1000 y davicin en España, pertencientes  foros boylover (intervenidos por autoridades Americanas y Holandesas)

Fuente Original: Levante-emv.com

Gabriel J. aceptó que grabó y distribuyó vídeos en los que “azotaba sobre sus rodillas” a niños menores de 13 años que estaban a su cargo

LORETO OCHANDO VALENCIA

Gabriel J., el pederasta valenciano que fue detenido en Guatemala porque tenía una orden de detención e ingreso en prisión de Valencia, aceptó ayer una condena de seis años de cárcel por un delito de producción y distribución de material pornográfico con niños menores de 13 años, con el agravante de ser la persona encargada de su cuidado. Además de los años de prisión, tampoco podrá ejercer profesiones u oficios relacionados con menores de edad durante cuatro años.
El pederasta fue detenido en 2007. Gabriel, más conocido en los círculos pedófilos como “Darzee”, fue acusado de grabar vídeos y realizar fotografías de cuatro menores que tenía a su cuidado. En dichas imágenes se le veía a él azotando a los pequeños en el trasero. Los niños eran dos gemelos de once años y otra pareja de hermanos de ocho y once años respectivamente.
Según admitió, las grabaciones las distribuía por internet a otros pedófilos, entre ellos algunos muy conocidos como “El pediatra de Barcelona” o “Ethex”, que fueron detenidos el en la misma operación que él. Cuando la policía lo apresó, en su casa hallaron diversos discos duros, 39 disquetes, más de 120 CD y numerosos DVD con material pornográfico.
En principio, y tras la detención, el magistrado instructor le decretó prisión provisional, pero a los pocos meses pagó una fianza y salió de la cárcel de Picassent. Fue entonces cuando aprovechó que no se le había retirado el pasaporte para irse a Guatemala.
Allí, Gabriel comenzó a trabajar con niños como cooperante para la ONG Casa Guatemala. Todo saltó cuando en marzo de 2010, varios de los españoles que convivían con él alertaron al Departamento de Seguridad de la Embajada, que “tenía un comportamiento con los niños que no les parecía adecuado”. Al parecer, “daba muestras de cariño demasiado efusivas y poco adecuadas entre un adulto y un niño”. Tras comprobar su identidad fue arrestado y extraditado.