Desvergonzados!
No son tanpoquitos, y debajo de las sotanas hay más de lo que se sospecha.
Dije que caerían como fichas de dominó, la hegemonía del miedo infundido tendrá que perderse definitivamente; cuando las vícitmas del pasado decidan que su conciencia debe salvar a miles de niños y niñas, entonces la olla podrida va a destaparse y el hedor será terrible. La verdad se sabrá al fin!
Nombre: José Virgilio Chona Albarracín
Edad 58 años
Natural de Chinácota Norte de Santander Colombia
Profesión: sacerdote católico
Delito: Acceso carnal abusivo “AGRAVADO” con menor de 13 años
En prisión domiciliaria desde 2007, pasará ahora a una cárcel regular a cumplir su pena de 7 años.
Luego del abuso pagó al menor U$ 10 aproximadamente ($20.000) para que callara.
Fuente Original Diario Laopinion.com Cúcuta Colombia
Abr-06-2010 11:58 p.m.
El sacerdote José Virgilio Chona Albarracín, de 58 años, fue condenado por el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Cúcuta a 80 meses de prisión, por acceso carnal abusivo agravado con un menor de 13 años.
El religioso, natural de Chinácota, quien se encontraba desde el 27 de junio de 2007 bajo detención domiciliaria, fue trasladado a la Penitenciaría Nacional donde cumplirá la condena.
Chona Albarracín deberá además, indemnizar con 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes al perjudicado y no podrá ejercer funciones públicas por 82 meses.
La decisión del Juzgado se argumentó por los hechos ocurridos en noviembre de 2005, cuando presuntamente el religioso abusó sexualmente del menor de edad, aprovechando que era acólito de la iglesia San Pablo, del municipio de Los Patios.
De acuerdo a la investigación y a los testimonios recaudados por la víctima, el padre Chona lo habría llevado hasta su residencia, junto con otro niño de 14, y convencido para que accedieran a sus pretensiones. Luego, les entregaría un billete de $20.000, como pago.
Tras ser conocidos los hechos por parte de familiares y profesores de la institución educativa a la que pertenecían los menores, el caso fue puesto en conocimiento de las autoridades.
Desde el 10 de noviembre de 2006 y mientras el proceso avanzaba, José Virgilio Chona recibió medida de detención domiciliaria, la cual fue levantada el 14 de marzo de 2007. Pero, nuevamente iniciada el 27 de junio del mismo año.
El juzgado únicamente halló pruebas contundentes en el caso de uno de los menores, mientras del otro adolescente se retractaron en varias versiones.
El religioso se ordenó el 19 de marzo de 1979 como miembro del Presbiterio Diocesano de Cúcuta. Fue director de obras misionales pontificias entre 2005 y 2006.
Conocida la sentencia, la defensa y el religioso apelaron la decisión, la cual queda en manos del Tribunal Superior de Cúcuta. El tiempo que lleva detenido el padre Chona se sumará al que debe permanecer tras las rejas.