El llamado es a nuestros colaboradores, que estos años con tanta honestidad y fuerza han puesto su granito de arena, dirijamos nuestra lucha a las redes de depredadores sexuales en Windows Live, donde en solitario MARCELINO MADRIGAL, está arando en un desierto peligroso para la infancia; no haya pues sitios seguro para los pederastas y pornógrafos infantiles, mucho menos para pedófilos en la red!
Algo irónico, absurdo y miserable, la respuesta de ciertas cabezas de Microsoft:
“Una hora más tarde su blog en Windows Live fue cerrado. Según Microsoft, por mostrar enlaces a páginas que contienen contenido inapropiado.”… 
Siendo que esos enlaces provenían directamente de perfiles denunciados de Windows Live, hipocrasía e indiferencia, la mezcla perfecta para que los depredadores sexuales de niños y niñas se apoderen de la red.
Cúando al fin, la sociedad ha de cobrarle a los indiferentes y ambicioos el precio de su silencio e ineficiencia?
Repetuosamente le sugiero que nos de una respuesta honesta.
La importancia de este artículo, es que empieza a verse la realidad, salen a flote nombres como Enrique Dans, Hector Montenegro, Ricardo Galli y menename.net, que aparecen ligados a la noticia con los links a sus blogs y webs. Es el principio de la “RUPTURA DE LA MORDAZA” que han impuesto a los luchadores que están en contra del abuso sexual, pedofilia, pederastia, pornografía infantil y acoso sexual por internet (grooming), lo que he llamado: “desprecio por la infancia“.

Fuente original: nuevatribuna.es

El bloguero Marcelino Madrigal denunció la presencia de pornografía infantil en la red social de Microsoft, Windows Live. La respuesta de la multinacional fue cerrarle su blog.
NUEVATRIBUNA.ES ANTONIO SANTO 03.03.10
Hace casi un año, Marcelino Madrigal (bloguero cuyos textos sobre diseño e informática llegaron a ser de referencia en toda la Red), navegando por la red social Windows Live (en cuyo servicio Spaces tenía alojado su blog) descubrió una gran cantidad de perfiles de pedófilos y pederastas. En ellos no sólo se mostraba pornografía infantil, sino que incluso se ofrecía a la venta en DVD´s. Ese día, el 28 de marzo de 2009, empezó una batalla porque estos deleznables contenidos desaparezcan de Windows Live, se persiga a sus autores y se consiga que el uso de esta red sea seguro para los menores. Madrigal envió sus denuncias al servicio de Microsoft dedicado específicamente a recibir violaciones de las normas de uso; unos días después, al ver que los contenidos pedófilos no habían desaparecido, denunció el caso ante la Policía Nacional. Sin embargo, el tiempo pasaba y esos perfiles, en los que se exhibían fotos de menores con total impunidad y desde los cuales se escribían comentarios sexuales en perfiles de niños y niñas, seguían activos con total normalidad.
La respuesta de Microsoft no fue la que esperaba: se limitaron a pedirle que no enviara los enlaces por correo, sino que recurriera a los servicios de soporte al usuario. Después de más de dos semanas sin que Microsoft cerrara los perfiles en cuestión, el día 17 de Abril Madrigal denunció públicamente desde su blog la historia. Una hora más tarde su blog en Windows Live fue cerrado. Según Microsoft, por mostrar enlaces a páginas que contienen contenido inapropiado. Actualmente, la cuenta del pedófilo que denunció Madrigal sigue activa.
Durante los meses siguientes, Marcelino Madrigal se dedicó a investigar y denunciar numerosos casos de pedofilia y pederastia en la red social de Microsoft. La multinacional norteamericana empezó por negar las evidencias que se estaban mostrando, como puede verse en los comentarios de esta entrada en el blog del director de tecnología de Microsoft Ibérica, Héctor Montenegro. Tuvieron que pasar seis meses para que, finalmente, el mismo Montenegro prometiera cambiar el sistema de soporte e investigar los hechos. Según Montenegro, la denuncia de Madrigal ha servido para cambiar desde Microsoft Ibérica los mecanismos de aviso de este tipo de problemas del sistema de soporte. Madrigal afirma que la situación sigue siendo exactamente la misma; Microsoft se limita a borrar las páginas que él denuncia públicamente, pero ni investiga por su cuenta ni ha mejorado el sistema de reporte de abuso.
Las denuncias a la Policía Nacional tampoco han servido para demasiado. La implicación de los cuerpos de seguridad del Estado contra la pornografía infantil está fuera de toda duda, pero, con la ley en la mano, no es posible aplicar la LSSI a empresas con sede social y servidores en el extranjero; cuando se trata de pederastas extranjeros, además, poco pueden hacer aparte de enviar aviso a las autoridades locales respectivas. Aunque en teoría es posible cerrar el servicio…

La noticia completa…