Como todos los años, asistimos a la orgía de felicidad, navidad de sonrisas, de fiesta, de aplausos, de paseos y grandes comilonas… Sin rencores, pero con dolor, la indiferencia por los niños pobres sigue siendo la misma: limosnas y miserias para ellos…
Angeles caídos, proteged a los niños!
Feliz navidad…………