Pederastas. Pedófilos. pornógrafos infantiles. Cómplices…
Unos, capturados, otros acusados, otros condenados, otros por ahí, escondidos, todos, corrompidos, algunos más cómplices, los más miserables!

Compare los ojos de estos depredadores, hay un factor común en ellos, la sosegada mirada del que cree que no debe nada, a lo mejor sus manos no le tiemblan ni sudan ni se mueve demasiado al hablar de cosas diferentes a los niños; las mentiras tienen que copar su atención, si se distrae será descubierto, su seguridad al hablar y un cierto poder de convencimiento y sus sentimientos sin asomo de culpa o arrepentiemiento.
Así suelen ser estos macabros seres. Mírelos bien, solo son algunos, luego pondré otros, apenas empiezo.